Educación

Ollanta Humala fue el capitán Carlos, según Comisión Madre Mía

La Comisión Investigadora sobre los hechos producidos en la Base Contrasubversiva Madre Mía aprobó su informe final en el que se concluye que en esa jurisdicción militar se registraron asesinatos, desapariciones forzadas y lesiones graves en la época en que el expresidente de la República, Ollanta Humala Tasso se desempeñó como jefe de esa base militar y que los testigos lo identificaron como “Capitán Carlos”.

El informe que consta de 500 páginas, tras su aprobación, fue entregado a la Oficialía Mayor del Congreso de la República para que sea presentado ante el Pleno y se proceda a su aprobacióna fin de que el caso sea reabierto e investigado por el Poder Judicial, declaró el presidente de la Comisión Investigadora, Héctor Becerril Rodríguez (FP).

También se concluye en el informe conformado por 6 capítulos que hubo compra de testigos y que algunos jueces y fiscales no actuaron de acuerdo a ley favoreciendo así a los acusados por crímenes y desapariciones forzadas, entre ellos al ex presidente Ollanta Humala.

“Hoy se culmina formalmente la investigación. Se han descubierto otras 6 desapariciones más en base a los testimonios reservados”, precisó el legislador.

En versión del congresista Jorge Del Castillo Gálvez (PAP), ha quedado plenamente confirmado que el expresidente Ollanta Humala era el “Capitán Carlos” y que el “Capitán Carlos” era Ollanta Humala, en la época que fue destacado en el Ejército para que esté bajo el mando de esa base militar contrasubversiva. “Han venido testigos claves a demostrarlo y por eso Ollanta Humala nunca quiso declarar ante la Comisión”, enfatizó.

Partido Nacionalista

En un Pronunciamiento público, el Partido Nacional Peruano rechazó erl informe e insistió en la tesis de que el caso es “cosa juzgada”. “La Corte Suprema de Justicia resolvió archivar la denuncia contra el Presidente del Partido Nacionalista, coincidiendo con las Fiscalías en que no existía ningún hecho que probara su responsabilidad. Este caso tiene carácter de cosa juzgada”, remarcó. Este es el texto de la declaración:

A raíz de las conclusiones presentadas por una comisión del Congreso de la República sobre presuntas desapariciones ocurridas en el poblado de Madre Mía, el Partido Nacionalista Peruano señala lo siguiente;

1) En el año 2006 el entonces candidato Ollanta Humala Tasso fue denunciado por supuestas violaciones de Derechos Humanos. Llevó un proceso que duró casi cuatro años, donde se consultaron a más de 80 testigos, se cruzaron decenas de documentos oficiales y se realizaron pericias en la zona. La Corte Suprema de Justicia resolvió archivar la denuncia contra el Presidente del Partido Nacionalista, coincidiendo con las Fiscalías en que no existía ningún hecho que probara su responsabilidad. Este caso tiene carácter de cosa juzgada.

2) Sobre la supuesta compra de testigos, es necesario precisar que Ollanta Humala nunca estuvo comprendido dentro de ese proceso, ni siquiera como testigo. Luego de varios años de investigación, los denunciados fueron absueltos en doble juicio oral. Por lo tanto, este caso, también tiene calidad de cosa juzgada.

3) En el año 2017, por denuncias periodísticas, se abrió un nuevo proceso de investigación sobre presuntas violaciones de Derechos Humanos en el período de los años 1991 y 1993 en la zona del Alto Huallaga. En el afán de seguir colaborando con la justicia, el presidente Ollanta Humala pidió voluntariamente a la Fiscalía ser incorporado en las pesquisas.

4) El mismo año, 2017, se crea en el Congreso de la República la Comisión Madre Mía para indagar sobre los tres casos, mezclándolos sin el mayor respeto a la calidad de cosa juzgada y vulnerando los derechos constitucionales del presidente Ollanta Humala, a quien se le pasó a la condición de investigado sin haber sido invitado a declarar, y ya como investigado, se le negó de manera reiterada el acceso a la información, para conocer por qué hecho debía defenderse. Después de un año del trabajo de esta comisión se le dieron 6 días hábiles a la defensa, para tomar conocimiento de la carpeta. Todo esto, sumado a los adelantos de opinión de los miembros de la comisión, y al uso político de la misma para intentar distraer la atención de la opinión pública de los temas de coyuntura.

5) Por eso, rechazamos la judicialización de la política que, entre otras cosas, usa y abusa de las comisiones investigadoras, con el único fin de desprestigiar a los adversarios políticos e intenta presionar al Ministerio Público, vulnerando la independencia de los poderes. Como sucede hoy con la Comisión Madre Mía y la Comisión LavaJato.

6) Es una consigna política encargada a congresistas que, salvo honrosas excepciones, se encuentran hoy condenados por el Poder Judicial, investigados o involucrados directamente en los Audios de la Corrupción. Ese es el nivel moral de los que dicen buscar la verdad.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.