🧦🎁Faltan para fin de año🌟

20 C
Lima
martes 19 octubre-2021

Director: Elí del Águila Tuanama

¡Desaparecen cuestión de confianza y disolución del Congreso!

 

Guillermo Olivera Díaz (Foto: agendapais.com)

Guillermo Olivera Díaz (Foto: agendapais.com)

Por Guillermo Olivera Díaz

Se nota una agilidad muy extraña en querer APROBAR a velocidad por INSISTENCIA una ley ordinaria interpretativa que no es una de REFORMA  CONSTITUCIÓNAL.

Claro que al toque podrían aprobarla y promulgarla, al caballazo puro, empero el Ejecutivo tendrá que demandar ipso facto ante el Tribunal Constitucional la inconstitucionalidad de tal ley que se apruebe con nocturnidad y mucha prisa por insistencia veloz y la promulgue la misma presidenta del Congreso de conocida postura.

Lo cual es gravísimo. El Congreso censurará a un ministro, al gabinete entero de un plumazo, vacará al presidente Castillo, pero el Ejecutivo no podrá plantear Cuestión de Confianza ni disolver el Congreso por negar confianza a dos gabinetes, pues esta autógrafa que ha sido observada desaparece sin más ni más la necesaria Cuestión de Confianza. Ha sido borrada y, por ende, no habrá disolución del Congreso y solo censuras de ministro tras ministro sin contrapeso.

Al ser aprobada cómo está esta autógrafa el equilibrio de poder entre Congreso y Ejecutivo se ha roto, no existe más, o sea, el desequilibrio será harto evidente: ¡todo para el Congreso y casi nada para el Ejecutivo, la censura de un ministro o de todos quedaría en manos del Congreso por la razón que fuere y la cuestión de confianza no se podría plantear en defensa del ministro o ministros en cuestión, ya que el proyecto aprobado señala que la censura en trámite es una facultad exclusiva y excluyente del Congreso, el único órgano que puede interpretarla! (sic).

En otros términos, la censura valdrá como antes 100 y la Cuestión de Confianza solo como 10 o cero, pues deja de ser abierta con la obtusa ley que se apruebe por insistencia: ¡será la ley del embudo! El llamado poder constituído (Congreso actual) haciendo añicos al poder constituyente (el que aprobó el texto primigenio con equilibrio de poderes como núcleo de la Carta Política y que el Tribunal Constitucional ha reconocido en varios fallos).

Esto es lo que se dice con impudicia: «La presidenta de la Comisión de Constitución, Patricia Juárez (Fuerza Popular), adelantó el jueves que el grupo prevé reunirse este sábado para aprobar por insistencia la autógrafa de ley que regula la cuestión de confianza.

“El Congreso irá por la insistencia. Estamos preparando el dictamen”, señaló la legisladora en breve comunicación con El Comercio. La citación será para las 5 p.m. del sábado. Este viernes se formalizó la convocatoria a la sesión.

MIRA: Pedro Castillo: ¿Qué explicaciones dio a Perú Libre durante reunión en Palacio de Gobierno?

Como se sabe, el presidente Pedro Castillo observó el último miércoles la norma aprobada por el pleno del Congreso el 16 de setiembre. Esta señala que la facultad de los ministros para plantear una cuestión de confianza “está referida a materia de competencia del Poder Ejecutivo relacionadas directamente a la concreción de su política general de gobierno, no encontrándose entre ellas las relativas a la aprobación o no de reformas constitucionales ni las que afecten los procedimientos y competencias excluyentes del Congreso de la República o de otros organismos constitucionales autónomos”.

También establece que “la cuestión de confianza es aprobada o rehusada luego de concluido el debate y luego de realizada la votación conforme al Reglamento del Congreso” y que “solo el Congreso de la República puede interpretar el sentido de su decisión”.

Sin embargo, al observar la norma, el Ejecutivo señaló que aquella vulnera el principio de separación de poderes y las competencias del Gobierno vinculadas a la formulación e implementación de políticas públicas.

“La autógrafa de ley se encuentra reñida con la Constitución y el amplio margen que brinda al Ejecutivo para plantear cuestiones de confianza”, se indicó al recordar que el Tribunal Constitucional ha establecido que el citado mecanismo ha sido regulado en la Constitución de manera abierta.

En sus argumentos se refiere la “negación tácita” de una cuestión de confianza, criterio ya establecido por el Tribunal Constitucional a partir de los sucesos que dieron pie a la disolución del Parlamento durante el gobierno de Martín Vizcarra».

Valencia, 09-10-2021.

Artículos relacionados

Mantente conectado

0SeguidoresSeguir
1,092SeguidoresSeguir

últimos artículos