Actualidad Politica

Congreso anula despido laboral por embarazo, nacimiento o lactancia

Parlamentarias en su labor diaria en el Día Internacional de la Mujer (Foto: Congreso de la República).

Con 92 votos a favor y 9 abstenciones, el Pleno del Congreso aprobó, por mayoría, el dictamen que modifica el inciso e) del artículo 29 del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo 728, por el cual queda nulo el despido que tenga por motivos el embarazo, el nacimiento y sus consecuencias o la lactancia cuando éste se produce en cualquier momento del periodo de gestación o dentro de los 90 días posteriores al nacimiento.

Se presume que el despido tiene por motivo el embarazo, el nacimiento y sus consecuencias o la lactancia, si el empleador no acredita en estos casos la existencia de causa justa para despedir.

La disposición es aplicable también a la trabajadora durante el periodo de prueba regulado en el artículo 10; así como a la que presta servicios bajo el régimen de tiempo parcial de cuatro o menos horas diarias, dispuesto en el artículo 4.

A renglón seguido la norma precisa que la normativa es aplicable siempre que el empleador hubiere sido notificado documentalmente del embarazo en forma previa al despido y no enerva la facultad del empleador de despedir por causa justa.

En su disposición complementaria final única, el proyecto aprobado dispone que el Poder Ejecutivo adecúa el Reglamento del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo 728, Ley de Fomento del Empleo a la modificación dispuesta en la presente ley en el plazo de treinta días hábiles contados a partir de su vigencia.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, Daniel Oseda Yucra (Frepap), en la sustentación del dictamen señaló que esta iniciativa tiene como objeto expandir la protección contra el despido incausado o arbitrario que gozan las mujeres embarazadas o en periodo de descanso pre- y postnatal, así como durante el periodo de lactancia, tanto al tiempo de prueba como al supuesto de trabajadores en tiempo parcial.

«La protección de la mujer no se limita a su condición biológica durante el embarazo y después de este ni a las relaciones entre la madre e hijos durante el período que sigue el embarazo y el parto, sino también se extiende el ámbito estricto del desarrollo y a las virtudes de la relación laboral», expresó.

La parlamentaria Martha Chávez Cossío (NA) propuso que el dictamen sea visto y analizado en la comisión respectiva, a fin de tener un texto consensuado con opiniones de expertos y que de ser aprobado podría generar una reacción del empleador a no contratar a las mujeres embarazadas. La misma opinión tuvo su colega Erwin Tito Ortega (FP), por lo que planteó que la propuesta debería analizarse o trabajarse mejor.