Actualidad Politica

Keiko Fujimori: Juez se inhibe y audiencia de casación queda postergada

En la Suprema no hubo audiencia de casación que buscaba evaluar un pedido de excarcelación de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, recluida en el Penal Anexo de Mujeres de Chorrillos en el marco de la investigación por presunto delito de lavado de activos en el caso de los presuntos aportes de la empresa Odebrecht en la campaña presidencial del 2011.

La Sala Penal Permanente de Corte Suprema suspendió hoy la diligencia debido a la inhibición del juez supremo Jorge Castañeda Espinoza, decisión adoptada horas después de la difusión del audio de un diálogo entre el juez Castañeda y el exvocal supremo César Hinostroza, en el que se escucha que el primero pide una reunión al supuesto cabecilla de la organización Los Cuellos Blancos del Puerto.

Esta instancia judicial, formada por los jueces supremos Hugo Príncipe, Iván Sequeriros, Zavina Chávez, Estela Pacheco y Jorge Castañeda Espinoza tenía programada escuchar los argumentos de la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza, quien presentó en febrero pasado el recurso de casación para dejar sin efecto la orden de prisión preventiva que dictó el juez Richard Concepción Carhuancho el 31 de octubre del 2018 y que fue confirmada por la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional el 4 de enero del 2019.

Foto: Poder Judicial

“Estando la razón que antecede y existiendo el incidente de inhibición del señor Castañeda, de conformidad con el artículo 53 del Código Procesal Penal, esta sala resuelve dar trámite a la inhibición. En consecuencia, esta audiencia no podrá realizarse mientras se resuelva el incidente de inhibición”, explicó el juez supremo Hugo Príncipe Trujillo.

Toca a la sala evaluar la inhibición y si el trámite es confirmado deberá convocar a otro juez para que integre el colegiado y programar una nueva audiencia. En el mejor de los casos, este proceso podría demorar una semana, según entendidos en temas judiciales.

Reacciones

La abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza, reclamó a cierto sectores políticos, que no identificó, por ejercer presiones contra lo que ella considera inminente: la excarcelación de su defendida. “Lamento que fuera del debido proceso cierto sector político se preste para perjudicar a Keiko Fujimori, hago un llamado a respetar el derecho de las personas, Keiko lleva ocho meses detenida de manera arbitraria, merece justicia”, señalo Loza al término de la frustrada audiencia.

Mark Vito, esposo de Keiko, por su lado, con voz entrecortada, exclamó: “Estoy aquí en mi nombre, en nombre de mis hijas para decirles que lo único que queremos es que se haga justicia, extrañamos mucho a Keiko, han pasado muchos momentos sin ella, como Navidad, Año Nuevo, su cumpleaños, cumpleaños de Kiara, Día de la Madre, Hace dos días fue nuestro aniversario de 15 años y todo esto nos parece muy injusto, muy excesivo, muy abusivo. Sólo quiero que devuelvan a mi esposa a sus hijas, no queremos ningún trato especial y basta con tantas interferencias, sólo queremos que hagan justicia, sólo quiero a mi esposa”, señaló.

Lo programado

La sala también iba a escuchar al fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza, en representación de los intereses del Ministerio Público en la causa. Este magistrado, el pasado miércoles, presentó un documento a la Sala Penal Permanente en el que recomienda declarar fundada la casación y pide que se anule la orden de prisión preventiva de Fujimori, en contra de la posición del Equipo de Fiscales que encabeza Rafael Vela.  

En la audiencia también se había previsto revisar la casación que interpusieron los abogados de Jaime Yoshiyama Tanaka, Pier Figari y Luis Mejía Lecca. Ellos, al igual que Keiko Fujimori, están procesados por presunto delito de lavado de activos por el caso de los presuntos aportes de la empresa Odebrecht en la campaña presidencial del 2011.

Después de escuchar los alegatos de los abogados,  la Sala Suprema tiene veinte días hábiles para emitir su pronunciamiento final. El tiempo promedio que demora, según sus últimos fallos, es de una semana.

Foto: Poder Judicial