Mario Vargas LlosaElí del Aguila Tuanama